Toggle Nav

    Hidratación: respondemos a todas tus preguntas

    ¡Lo sabemos! Una piel bonita es una piel bien hidratada. Sí, pero... ¿Cuándo? ¿Cómo? ¿Por qué? Virginie Couturaud, Directrora de Valoración Científica en Yves Rocher responde

    Piel seca, piel deshidratada... me pierdo un poco. ¿Cuál es la diferencia? 

    Es simple : la piel seca es un tipo de piel  (que mantenemos a lo largo de la vida), y la piel deshidratada es un estado de la piel durante un instante temporal. Ya sea naturalmente seca, mixta, normal o grasa, la piel puede estar deshidratada por las agresiones exteriores como el frío el viento o los rayos del sol.  

    Tengo la piel naturalmente grasa, ¿realmente me interesa hidratarla?  

    ¡Sí! Es esencial hidratar la piel grasa. La película hidrolipídica (sobre todo cuando limpiamos la piel amenudo, debido a que es grasa)  se fragiliza, y la piel no es capaz de retener el agua, lo que deriva en un problema de desconfort y tirantez. 

    ¿ Por qué hay que hidratar la piel antes de maquillarse?

    Quien dice piel bien hidratada, dice tez resplandeciente, rojeces y tirantez calmadas... Es también una base óptima para permitir que el maquillaje se fije bien, desde la base de maquillaje a la sombra de ojos. 

    Si bebo más agua, mi piel estará realmente mejor hidratada… 

    Beber 1,5 litros de agua por día permite hidratar la piel desde el interior. El agua participa en la reparación de las células, la flexibilidad, el brillo y la firmeza de la piel.  Nuestro cuerpo no puede prescindir de ella, ya que se compone en un 60% de agua, cada una de nuestras células la contienen.

    Me encantas los exfoliantes, y los uso regularmente. Pero, ¿pueden resecar mi piel?

    Sí, es por eso que no se debe abusar y elegir un exfoliante suave para la cara. La esponja Konjac, por ejemplo, es una buena alternativa para limpiar la piel sin dañarla. El exfoliante elimina las células muertas y daña la película hidrolipídica, lo que a la larga puede causar una desestructuración de la barrera protectora de la piel y se verá afectado su papel de regulador y conducirá a una pérdida de agua.

    Por la noche, por la mañana… ¿Cuál es el mejor momento para hidratar mi piel?

    Por la noche y por la mañana. Después de la ducha o el baño, cuando la capa externa de la piel se ablanda, favoreciendo una mejor penetración del tratamiento hidratante y los principios activos.

    Cuanto más hidratas tu piel, ¿más necesitas hidratarla?

    No, todavía no hay un fenómeno por el que la piel se acostumbre a la hidratación, lo que si ocurre es que nos acostumbramos a la sensación de confort ligada a la hidratación de nuestra piel. Una vez que hemos cogido el hábito de hidratar la piel, es difícil privarse de la suavidad que aporta un tratamiento.